Siempre me llama la atención que las empresas que triunfan en el mercado dicen que su primer objetivo es atraer y retener personas con talento, porque sin ellos no son nada. ¿No habíamos quedado que el primer objetivo es vender? Pues no.

Gestionar personas es un arte que no se aprende en ningún sitio, pero hay sistemas que ayudan.

En EEUU ha nacido un nuevo rol en los departamentos de Personas, el “Employees Listening”, el Escuchador de los Empleados.

Me pregunto: ¿La empresa andaluza está concienciada de que la clave son las personas? ¿Qué hacemos en Andalucía para conseguir que el mayor activo de la empresa sea su equipo humano? ¿Somos conscientes de que las soluciones creativas que aportan valor, lo aportarán las personas? ¿Se escucha a los trabajadores o solo tienen respuestas válidas la alta dirección?

Creo profundamente en esta frase:

“Se puede comprar el trabajo de una persona, pero no se puede comprar su corazón. En el corazón están su lealtad y su entusiasmo. El corazón y su talento lo entregan a los que ellos eligen”. F. Covey

Por ella, y porque el corazón de las empresas son las personas,  soy “Cardiólogo de Empresas”.

Pienso que hay mucho camino por recorrer en este campo en nuestra tierra, pero soy optimista y creo que se está avanzando. Debemos dedicar recursos personales y materiales a hacer que las personas nos den su corazón para que las empresas andaluzas sean productivas e innovadoras y ganen mucho dinero (no me da vergüenza decirlo).

 

Para complementar esta idea, referencio el articulo que he leído y que me ha inspirado. En él, el futuro presidente de KPMG da ese mensaje: atraer y gestionar talento.

http://www.expansion.com/actualidadeconomica/analisis/2016/08/16/57b2d7ee468aebae348b4631.html

Suscríbete y únete al equipo

Te mandaré únicamente información útil sobre gestión de uno mismo y de equipos de trabajo.